Imprimir

Kenjí alivio nuestras almas en Orito

Escrito por Carlos Hernán Castro Almario on .

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

Muy en los 34 grados centígrados del calor de la una de la tarde de Orito, mi alma se quería salir y volar sobre la fresca brisa que provocaron las palabras de Yokoi Kenji Diaz, y solo podía contenerla con un manojo de lágrimas que salían de mi corazón.

Es que cuando el colombo – japonés Kenji Diaz habla nos toca y con sus palabras le hace cosquillas a los sueños e ideales que uno alberga medio olvidados en nuestro espíritu.

La esperanza del paraíso en esta bella tierra es mucho más nítida cuando las enseñanzas cargadas con el espíritu de Kenji llegan a lo más profundo de nuestro ser. La bondad humana que nos acerca a Dios aflora con tanta fuerza con sus suaves palabras, que en el Coliseo del Pueblo en Orito por momentos fuimos todos amorosos hermanos y hermanas.

Yokoi Kenji Diaz llegó a Orito y sembró profundamente semillas de humanidad, que lo único que nos puede pasar es que mejoremos. Ahora la acción limpia y sincera sobre la base de principios y valores morales nos toca a cada uno/a de nosotros/as

Gracias a todas las personas que hicieron posible que este prodigioso ser humano viniera a nuestra tierra y nos hiciera sentir  que un mundo mejor es posible.