by acls us
Imprimir

¿Para qué un senador putumayense?

Escrito por Carlos Hernán Castro Almario.

Valoración del Usuario:  / 11
MaloBueno 

¿Para qué un senador putumayense?La presencia de un senador putumayense en el Congreso de la República demandará de los putumayenses en forma prioritaria y urgente la definición consensuada de todos aquellos temas que por falta de vocería y dolientes genuinos en el Senado no han logrado tramitarse. 

Por primera vez en su historia el departamento del Putumayo se enfrenta a uno de los retos políticos más importantes para la región, al tener la posibilidad de obtener un tercer escaño en el Congreso de la República con la presencia de un senador putumayense.

Muy seguramente el reconocimiento político que a nivel nacional ha logrado Guillermo Rivera Flórez por su juicioso y productivo trabajo parlamentario facilite como nunca antes la opción de un triunfo electoral que garantice su presencia en el Senado de la República. Así parecen percibirlo las distintas fuerzas políticas regionales que están viendo con buenos ojos la propuesta de Rivera Flórez.

Sin embargo, el reto mayor para la sociedad putumayense se presenta en el mismo momento en que se obtenga esa curul, pues la Cámara Alta del Congreso de la República es el espacio en donde se toman las decisiones de los temas nacionales.

Es necesario aquí hacer un interrogante ¿cuáles son los temas de interés regional del Putumayo que deben ser tratados a nivel nacional? Es muy claro que el Estado ha visibilizado al departamento del Putumayo por sus riquezas naturales y culturales, pero no así para dar solución efectiva a su problemática social, ambiental, cultural y económica.

Como bien lo manifiesta María Clemencia Ramírez en su libro Entre el Estado y la Guerrilla, la noción y la definición de lo que es y significa el Putumayo se ha construido desde afuera, desde la mirada de los intereses del interior del país; de allí que todo accionar político o de propuestas sociales nacidas en el Putumayo se hayan visto como sospechosas y tildadas como guerrilleras, narcotraficantes o de los que le gusta el dinero fácil. Como consecuencia se han deslegitimado todas las iniciativas regionales y se han impuesto las políticas nacionales dictadas desde Bogotá. No pasa así con el caso de la propuesta de llevar al senado a Guillermo Rivera Flórez.

La presencia de un senador putumayense en el Congreso de la República demandará de los putumayenses en forma prioritaria y urgente la definición consensuada de todos aquellos temas que por falta de vocería y dolientes genuinos en el Senado no han logrado tramitarse. Eso implicará la necesidad de llegar a acuerdos colectivos sobre lo que queremos los putumayense y soporta su naturaleza.

Queda claro que habrá que matizarse ambiental y socialmente el avance de la Locomotora Minero Energética, generar capacidades sociales e institucionales para el estudio y conocimiento del estado real de nuestra oferta natural y cultural, una mayor capacidad local para implementar procesos de conservación y aprovechamiento sostenible de los bienes y servicios ambientales con los que cuenta la región, una capacidad institucional y social para desarrollar procesos de integración fronteriza. El resultado de lo anterior dará forma a nuestro aparato económico y para todo ello será prioritario formar integralmente y con calidad a nuestro talento humano para que en forma autónoma ponga a rodar todo este proceso.

Aquí surge la necesidad de construir en forma participativa el proyecto educativo para el Putumayo. Un derrotero para la formación básica, tecnológica y profesional que sea capaz de reconocer y articular todas nuestras potencialidades y condicionantes amazónicas, en tanto que la cualificación del talento humano es la base para dinamizar los procesos expuestos.

Este proceso deberán encabezarlo el actual gobernador, los alcaldes, Corpoamazonia, el Instituto Tecnológico del Putumayo apoyado de las organizaciones sociales con adelanto en los temas de interés.

Todo lo anterior permitirá las bases y los insumos necesarios para nutrir la gestión política que para el beneficio del Putumayo hará el próximo senador putumayense, de no ser así solo tendríamos a un putumayense inteligente y capaz que tendrá que ocupar su importante gestión política en el lobby de puestos en el alto gobierno, los institutos descentralizados y con tiempo suficiente para dedicarlo a desarrollar los temas de otras regiones con capacidad colectiva de proposición.{jcomments off}

Deje su comentario

Share on Myspace