by acls us
Imprimir

El Putumayo podría volver a la protesta social de los 80s y 90s

on .

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

El Putumayo podría volver a la protesta social de los 80s y 90s

La soportada y coherente participación de líderes sociales del Putumayo en el debate sobre la crisis del Putumayo, realizado este 2 de agosto de 2013 en el Congreso de la República en Bogotá, deja varios indicios en el ámbito de la opinión pública regional que es preciso analizar.

El primero de ellos es que empiezan a juntarse en el departamento una serie de tendencias culturales, ambientales y políticas de orden mundial, nacional y local que podrían dar forma a una nueva coyuntura social en nuestra región; similares a las ocurridas en los años 80s y 90s del siglo pasado con los paros cívicos y la marcha de raspachines, pero esta vez con una fuerte connotación ambiental ligada de manera indisoluble con el tema territorial y una mayor presencia de fuerza pública a nivel departamental.

Sin calificar como oportunistas o no, por primera vez en el escenario público de la Cámara de Representantes abierto informalmente para los líderes sociales y políticos del Putumayo, coincidieron argumentos de la izquierda, el centro y la derecha política regional para denunciar el atropello del cual está siendo víctima el territorio putumayense por cuenta de la implementación de la política minero energética del gobierno Santos conocida como la Locomotora Minero – Energética; que a decir de algunos comentaristas, es la versión re – encauchada de un nuevo periodo de bonanza extractivista, en un escenario mundial en donde el tema ambiental, de derechos humanos y minorías étnicas es mucho más sensible para regiones amazónicas como el Putumayo.

¿Quiénes podrán sacar provecho de esta coyuntura?

Es claro que de lograr la unificación de las diferentes fuerzas y organizaciones que a nivel regional dinamizan estas tendencias en torno a los cinco requisitos que a continuación se exponen, serán ellas las que puedan aprovechar dicha coyuntura.

1. Actuar sobre la legitimidad y en el marco de la Constitución,

2. Tener claro el objetivo común que los articula,

3. Juntar los recursos que cada cual tiene para alcanzar ese objetivo común,

4. Tener claro los elementos de diferenciación que les permita seguir conservando la identidad a cada fuerza a pesar de estar unidas y

5. Contar con una estrategia que les permita resolver en forma creativa los conflictos suscitados por sus diferencias.

Aquí surge otro interrogante ¿los intereses que mueven a estos actores sociales son de beneficio colectivo para la región?

La respuesta no es sencilla, sin embargo es posible identificar elementos favorables si los intereses movilizados permitirán a la región cosechar cinco beneficios: 

1. Una mayor cualificación del talento humano de la región en torno al conocimiento de la oferta y de recursos naturales del Putumayo,

2. Una consolidación de la organización social y empresarial local para el aprovechamiento sostenible del entorno y los recursos naturales,

3. El cumplimiento por parte del Estado y las empresas nacionales y multinacionales presentes en la región de darle vida a las garantías sociales que amplíen equitativamente para las comunidades locales el acceso a los beneficios derivados del aprovechamiento sostenible de la oferta y los recursos naturales,

4. Una mayor y más activa participación de actores locales legítimos en los espacios de decisión nacionales y

5. Una mejora sustancial en el corto y mediano plazo del bienestar social de la región. 

Lo anterior podría verse alterado por el hecho que los políticos en contienda utilicen esta situación solo como plataforma para visibilizarse electoralmente y luego de pasadas las elecciones pierda fuerza y se relegue como discurso contestario de izquierda.

Las tendencias avanzan con fuerza histórica, los líderes y actores sociales se encuentran mejor preparados que nunca, esperemos que esta vez sea la región y sus habitantes los beneficiados y no las víctimas de sus riquezas.

{jcomments off}

Deje su comentario

Share on Myspace