Imprimir

¿Cómo formas a tus hij@s en la Amazonia?

Escrito por Carlos Hernán Castro Almario.

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

 

¿Cómo formas a tus hij@s?

La Amazonia es una zona de riqueza natural que tiene encima los ojos de países acostumbrados a la invasión y la expropiación ilegal, con el poderío militar y económico para tomar lo que quieran a los costos que sean.

Con esa consideración clara como determinante, se podrán discernir todas aquellas propuestas e iniciativas que hoy y a futuro puedan ser presentadas a los pueblos de la Amazonia por instituciones públicas y privadas de todo nivel y fijar una posición propia que reconozca que una cosa es lo que se desea y otra es lo que naturaleza pueda dar.

Sabiendo lo que no es adecuado para la región se mostrará que es necesario desarrollar en la Amazonia una actitud para la vida en pequeños poblados y en el campo, abierta a la adopción de un estilo de vida natural en donde, por ejemplo, los productos agrícolas se consuman sin estar prefabricados, pre cocidos o procesados.

Con ello se acabaría la dependencia alimentaria que hoy tiene la Amazonia, se posicionarán los productos agrícolas propios sobre los introducidos, se evitarían la invasión de empaques artificiales no biodegradables y se consolidaría una economía interna.

Significará también formar el talento humano en el marco de las particularidades del contexto amazónico y en el marco de la inteligencia emocional, comercial y financiera, incluyendo los procesos propios de un mundo globalizado con sistemas y tecnologías de la información y la comunicación que lo entrelazan en red en tiempo real.

Una fuerte, emocional, integral y legítima formación hoy para los niños y las niñas, les permitirá en el inmediato futuro cumplir un papel protagónico en la conducción exitosa de sus propias vidas y coadyuvar en la consolidación humana y social de la región, el país y el mundo.

Igualmente, los niños y niñas dela Amazonia requieren una estimulación permanente que les lleve a conocer y comprender sus sueños, potencialidades y cómo desarrollarlas, para con ello generar autoestima y confianza. Estimulación, por supuesto, que debe partir de la observación por parte de ellos mismos del buen ejemplo en las instituciones educativas, los hogares y la sociedad cercana (el sitio de trabajo, los círculos de amistad de la familia) en donde cada uno de los integrantes de la comunidad educativa actúe como agente social de cambio.

La obligación histórica para los padres y madres de los niños y niñas de la Amazonia hoy es participar en la construcción de seres humanos con condiciones básicas como las siguientes:

  1. Conectad@s con sus motivadores internos que le den sentido a su vida,
  2. Con una alta formación de la inteligencia emocional, social y comercial,
  3. Con altos valores éticos, morales y de responsabilidad,
  4. Con la voluntad y la capacidad de organizar personalmente su vida,
  5. Motivad@ y consiente de ayudar a los demás,
  6. Que cuenten con una visión de futuro clara que les motive a crecer como personas mientras van en pos de sus sueños,
  7. Con una visión clara frente al desarrollo a escala humana,
  8. Conocedor@s y con una actitud de profundo respeto con el entorno natural y la sociedad en donde viven, en particular con las culturales tradicionales,
  9. Con un alto sentido de identificación y pertenencia con las cosas positivas de la región,
  10. Que estén orgullos@s de su condición étnica y cultural,
  11. Con la actitud de ser solidari@s y participativ@s,
  12. Que adopten el respeto a la diferencia como forma de vida e identidad de su cultura,
  13. Que sean hábiles y asertiv@s para comunicarse,
  14. Motivad@s y capacitad@s para proponer y desarrollar sus propias iniciativas empresariales,
  15. Motivad@s y capacitad@s para el liderazgo de procesos y la gestión,
  16. Conocedor@s de la informática y las tecnologías de la información y la comunicación,
  17. Conocedor@s, practicantes e impulsor@s de deportes, formas de recreación y esparcimiento con base en la oferta hídrica, paisajística y de selva dela Amazonia.

Para ello, es necesario que la formación de los niños y las niñas se desarrolle sobre tres líneas:

1) Conocer el entorno y la sociedad donde viven,

2) Darles las herramientas para aprovechar sosteniblemente el entorno y construir sociedad,

3) Prepararlos en la inteligencia emocional y social y encaminarlos para la acción.

A su vez, estas tres líneas deben desplegarse en el marco de tres ejes articuladores:

1) Formar a la persona,

2) conocer el mundo y

3) el éxito social.

Cada eje involucrará la formación de dimensiones que traspasen la noción de paquetes de información o "áreas del conocimiento", que asumen la pasividad receptiva del alumn@, y llegar a una visión integral y holística que los lleve a ser reflexivos, analíticos y actuantes en equipo, solidarios, sensibles y no depositarios individuales de verdades absolutas, mezquinos y egoístas.

La formación del talento humano debe convocar a los habitantes de la Amazonia a la reflexión y la acción, implica asumir al entorno natural y la sociedad de la región como “laboratorios” en donde son aplicados en tiempo real los conocimientos, los valores y las destrezas aprendidas en clase.

Para ello son vehículos vitales el liderazgo y la gestión, visto el liderazgo como la forma de capitalizar y conducir las energías humanas ligadas a la motivación y la espiritualidad para generar alianzas, efectos dominó y la fuerza  a través de la unión; y la gestión concebida como la disposición, el manejo técnico y operativo que permita el funcionamiento de una entidad, programa o proyecto.

Lo anterior significa que será necesario avanzar sobre la formación de las dimensiones como conjuntos de valores, actitudes, conocimientos, destrezas y habilidades que según su desarrollo permiten una articulación exitosa consigo mismo, con los otros individuos, la familia, la comunidad y la sociedad.{jcomments off}